Fui con mi pareja a cenar, pedimos la ensalada templada de gulas, el pulpo sobre puré cremoso de patatas, el lingote de tostón y de poste elixir de frutos rojos. Todos los platos estaban riquísimos, sobretodo el tostón, nunca lo habíamos pobado de una forma tan especial. Acompañando a esta comida de 10 recibimos también una atención de 10 por parte tanto de los camareros como del dueño del restaurante que nos hizo una guía por la carta. Repetiremos sin duda, enhorabuena.